A pesar de este complejo impasse, Las tiendas en línea, se encuentran saturadas por la excesiva carga en sus operaciones diarias.

En el primer trimestre e-commerce ha experimentado crecimientos nunca antes vistos, a raíz de la situación de emergencia: Asociación Mexicana de Ventas Online

Lee el artículo completo aquí:

¿Sabías que una tienda en línea puede empezar a operar a partir de cero en tan solo 1 semana?

(Contemplando una operación básica) compuesta de:

Semana 1

1.- Registro de dominio de la tienda

2.- Implementación de Hosting Seguro con SSL de 128 bits

3.- Carga de tus categorías básicas de productos (hasta 100 productos)

4.- Fotografías profesionales de tus productos

5.- Puesta en marcha y capacitación para operar

6.- Entrega de accesos seguros al administrador

7.- Inicio de ventas

Semana 2 y 3 / Upgrade  comercial y MKT

1.- Registro de redes sociales

2.- Implementación de estrategia comercial digital

3.- Venta a través Facebook & Instagram

4.- SEO y Ads de tienda en línea

5.- Lanzamiento de campaña

¡ Solicita el alta de tu tienda en línea ahora !

COVID 19 y el e-commerce

(Transcrpción de Business Line)

La creciente incidencia de COVID-19 que ha resultado en una fuerte caída en la asistencia de tiendas físicas, junto con un aumento significativo en las personas que trabajan desde casa, ha afectado de manera diferencial a las empresas de comercio electrónico.

Las empresas de colas electrónicas e hiperlocales, incluyendo supermercados, farmacias electrónicas, hogar y muebles, moda, belleza y cuidado personal, teléfonos inteligentes / electrónicos, registraron un crecimiento del 45-50 por ciento en GMV, -

” ¿Qué es el valor bruto de la mercancía?
El valor bruto de la mercancía es el valor total de la mercancía vendida durante un período de tiempo determinado a través de un sitio de intercambio de cliente a cliente. Es una medida del crecimiento del negocio, o del uso del sitio para vender mercancías propiedad de otros”.

- en general en las dos primeras semanas de marzo (del 1 al 15 de marzo) en comparación con el mismo período de febrero. “Parte de este crecimiento en GMV también fue impulsado por factores mensuales regulares porque febrero en general es un mes más lento para el comercio electrónico, en comparación con marzo. Después de las compras agitadas durante el período de venta de la temporada festiva, el gasto del consumidor en el comercio electrónico generalmente se ralentiza en enero y febrero. Sin embargo, se reanuda en marzo, impulsado por el gasto del festival a partir de Holi y a través de Ugadi ”, dijo Anil Kumar, CEO fundador de RedSeer Consulting.

Lee el artículo completo aquí.

COVID-19 IMPACTA POSITIVAMENTE EN EL E-COMMERCE


La propia AMVO extendió 20 recomendaciones que pueden ser ampliamente aplicables para las empresas en México que realizan operaciones de comercio electrónico, y así asegurar la continuación del negocio de manera efectiva.

1. Comunicar de manera efectiva las recomendaciones de las autoridades sanitarias, tanto a nivel nacional como internacional, para que sean aplicadas por todos los empleados de la empresa; y de manera particular proveer a los empleados responsables de realizar entregas, el equipo de protección necesario para evitar un contagio o propagación del mismo.

2. Evitar que los empleados responsables de realizar las entregas de pedidos, den los paquetes de “mano en mano” para evitar el contacto físico y por tanto el contagio o propagación del mismo.

3. Asegurar la infraestructura tecnológica necesaria que permita la activación de trabajo remoto sin que esto afecte la operación de la empresa. Esto incluye asegurar computadoras portátiles y teléfonos inteligentes con acceso a plataformas de trabajo remoto.

4. Reasignar empleados flexiblemente a otras posiciones o diferentes actividades, cuando éstas se vean afectadas.

5. Hacer uso de las redes sociales (grupos cerrados) o plataformas online para coordinar empleados y puestos clave de la empresa.

6. Diseñar un plan de recuperación más rápido de lo esperado, que permita enfrentar un colapso en el negocio a corto plazo, pero reorientado a preparativos a largo plazo. Considerando diferentes niveles de recuperación para diferentes sectores; las empresas necesitan calibrar su enfoque por negocio, y las grandes empresas necesitan calibrar su enfoque por división; sin olvidar adaptar la estrategia de recuperación de acuerdo a su ubicación.

7. Las empresas deben movilizarse rápidamente para detectar nuevas necesidades e innovar rápidamente en torno a éstas con base en los nuevos hábitos de consumo que generan los diferentes escenarios de emergencia.

8. Determinar el tipo de productos que pueden presentar mayor demanda, así como aquellos que pueden responder a temas de primera necesidad, para realizar revisión constante de inventario y/o precios. En este punto es importante también determinar varias opciones de proveedores para asegurar el abastecimiento, y no sólo hacer uso de un proveedor.

9. Muchos consumidores dejarán de recibir pedidos en sus oficinas o centros de trabajo, así que hay que asegurarse que se tiene la dirección correcta donde estará tu cliente para no hacer intentos fallidos de entrega, y evitar pérdidas generadas por ello.

10. Mantener comunicación con los proveedores logísticos para conocer el nivel de servicio que estarán ofreciendo durante el COVID-19 (limitaciones/alcances), y si esto implica una afectación en los tiempos de entrega comunicarlo de inmediato a los clientes.

11. Modificar el mix actual de canales de ventas.

12. Definir cuántos días de ventas registran, para así preparar escenarios diversos con el objetivo de entender la duración de su inventario (on hand).

13. En caso de que en alguno de estos escenarios el inventario esté por acabarse, calcular los tiempos en que tardarían en realizar un nuevo resurtido y para cuántos días más.

14. Promover los métodos de pagos digitales (pagos con tarjeta de crédito, débito, transferencias de pago, código QR o con otros procesadores de pagos) para reducir al mínimo el pago con efectivo. En caso de que no se tenga, agregarlo como opción.

15. Hay que asegurarse de tener el packaging adecuado, y si puedes, realiza tareas de desinfección con tu almacén.

16. Revisa las medidas de limpieza e higiene para que transmitamos la sensación necesaria de limpieza.

17. Evitar rumores. Comunicar a clientes de manera eficaz el porqué no es posible contagiarse de COVID-19 a través de la recepción de un paquete, incluyendo protocolos sanitarios que se cumplen en la línea de embalaje. Además, hay que informarles el escenario y el nivel real de la operación (con o sin restricciones en caso de que aplique).

18. Envío efectivo de correos sobre el estado de órdenes recibidas para mantener al cliente informado en todo momento sobre el estatus de su pedido.

19. Mostar la cantidad de inventario disponible en la página de producto.

20. Implementar un live chat y/o Whatsapp for Business como medio de servicio a clientes; con el objetivo de que sus equipos de atención a clientes puedan trabajar de manera remota y eficiente.

Fuentes:

http://t21.com.mx/logistica/2020/03/18/covid-19-impacta-positivamente-e-commerce

https://www.amvo.org.mx

https://www.thehindubusinessline.com/info-tech/covid-19-impacts-e-commerce-businesses-differentially/article31129534.ece